ES
Historia

Reseña histórica: Ramón Blanco, ‘El Pollito Roldán’

El Área de Historia repasa la tabla histórica de goleadores del Cádiz CF

Al analizar la tabla histórica de goleadores del Cádiz CF en el Campeonato de Liga, nos llama la atención la presencia de “Pollito Roldán”, quién pese haber disputado con la elástica amarilla mucho menos de la mitad de partidos que sus más directos rivales, Baena y Pepe Mejías, se halla situado en la tercera posición. 

El hándicap principal del puertorrealeño fue que en su época se disputaban muchos menos partidos de Liga que hoy en día. Sin embargo, en el cuadro de clasificación de máximos goleadores contabilizando todas las competiciones oficiales – Liga, Copa de España, Copa de Andalucía, Copa Federación, etc. –,  Roldán es el líder, superando a Paco Baena en dos tantos, con un total de 90 goles (61 Liga, 9 Copa y 20 C. Andalucía). 

Roldán, cuyo verdadero nombre era Ramón Blanco Jiménez, nació en la Villa de Puerto Real un 23 de diciembre de 1921. A su padre le llamaban “El Roldán” y de él heredó este sobrenombre. Cuando en Cádiz le vieron correr y saltar con gran agilidad le pusieron un nuevo apodo, `El Pollito´. Era de los pocos que hacía acrobacias para rematar a puerta: voleas, chilenas y todo tipo de piruetas que por entonces eran novedosas. Sus primeras patadas a un balón las dio en el Hércules de Puerto Real de donde pasó al primer equipo de la Villa, que por esas fechas era la Juventud Artística Deportiva (anterior denominación del Puerto Real CF). De aquí paso a la SD Constructora Naval de San Fernando de donde fue fichado por el Cádiz CF. 

En el Cádiz CF debutó en Segunda División tras el final de la guerra civil, en la campaña 1939/40, en la que el equipo gaditano se proclamó campeón del Grupo V de Segunda División, llegando a disputar la liguilla de ascenso a Primera, sin llegar a conseguir el ansiado objetivo. Ya en la temporada 1937/38, disputó algunos partidos amistosos con la elástica amarilla. 

Durante las tres siguientes temporadas permanece bajo la disciplina cadista, mandando en la tabla clasificatoria de los máximos goleadores de la Segunda División del fútbol español, convirtiéndose en un verdadero ídolo para la afición gaditana. 

En el verano de 1943, tras el descenso del equipo cadista a la Tercera División, fue traspasado al Real Betis por una cantidad en metálico y la cesión de cuatro jugadores. De este modo ponía final a su primera etapa en el club cadista, un muy bonito período de su vida futbolística en la que tuvo el honor de ser uno de los primeros jugadores de la Selección Andaluza de Fútbol. 

Bajo la disciplina del Real Betis continua destacando como un gran goleador, llamando la atención del CF Barcelona en la temporada 45/46, siendo sometido a una prueba sin consumarse su traspaso al equipo de la Ciudad Condal. 

En la temporada 44/45 el Cádiz CF le recupera, ocasionalmente, para disputar la promoción de ascenso a Tercera División con gran éxito, alcanzándose el regreso a la categoría nacional. Desde la capital gaditana se le reclamaba una y otra vez, llegándose a realizar rifas con las que recaudar dinero para pagar su traspaso, sin alcanzar nunca las pretensiones del equipo sevillano. 

Sin embargo será el CD Málaga quien “se lleve el gato al agua” y consigue cerrar su fichaje. En la temporada 48/49 alcanza el ascenso con el equipo malacitano a la máxima categoría del fútbol español, lo que se le negó en el equipo gaditano. Este ascenso a Primera División le viene un poco tarde pues ya rondaba la treintena, y fue cedido al UD Melilla de Tercera División. Con los goles de Roldán la UD Melilla consigue ascender a Segunda División. 

En la temporada 50/51 inicia su segunda y última etapa en el equipo cadista, con el que intenta sin conseguirlo regresar a Segunda División. En las filas amarillas permanecerá hasta la campaña 52/53, cuando decide colgar las botas. 

Permanecerá ligado al mundo del fútbol, como segundo entrenador del primer equipo cadista y entrenando, entre otros, a la UD Gaditana, para volver a sus orígenes y entrenar al Puerto Real CF en la campaña 57/58. 

Con el equipo cadista llegó a disputar hasta 10 temporadas (37/38, 38/39, 39/40, 40/41, 41/42, 42/43, 44/45, 50/51, 51/52, 52/53) jugando un total de 99 partidos de liga, marcando 61 goles; también disputó 13 partidos de Copa donde llegó anotar 9 goles y en el Campeonato Regional de Andalucía materializó un total de 20 tantos en 30 partidos. Era un gran goleador y muestra de ello es que en seis ocasiones llegó a realizar un “hat-trick” en un partido. 

Se casó con una gaditana y desarrolló su vida laboral en la Fábrica de Tabacos de la capital hasta su jubilación. De su descendencia cabe nombrar a su nieto, Ramón Aragón Blanco "Moncho", quién llegó a militar en las filas cadistas sin mucha suerte, pero que en otros equipos demostró tener la misma picardía y olfato de gol que su abuelo. 

Tras una penosa y larga enfermedad, `El Pollito´ se nos fue en el caluroso mes de julio de 2004. Seguro que allá en el otro mundo, estará disfrutando realizando chilenas, voleas y todo tipo de acrobacias y piruetas con un balón, como a él le encantaba hacer. 

APUNTES HISTÓRICOS_ por Juan Sevilla, Área de Historia Cádiz CF.