NOTICIAS

1-1 | Creer hasta el final

Álex empata a falta de tres minutos un partido donde el equipo recuperó su esencia

21/02/2021

Este Cádiz tiene un sello muy personal que cuando se pone en marcha consigue puntos. Los amarillos aterrizaron en el Camp Nou con la clara idea de ser más equipo que nunca, y eso que Álvaro Cervera revolucionaba su once titular: Fali volvía a la defensa, Marcos Mauro sustituía a Cala, Perea con Sobrino formaban el centro del campo, y la dupla Jairo/Salvi daba velocidad a las bandas.

Ahora tocaba ponerlo en liza ante un rival herido que buscó desde el primer momento embotellar al Cádiz en su campo. Lo logró pero no era del todo incómodo, Una falta directa de Messi atajada por Ledesma fue bien respondida con un contragolpe de Salvi cuyo centro acabó en las manos de Ter Stegen. Los azulgranas buscaban los pocos huecos que quedaban. Jordi Alba o Debelé tiraban pegados a la madera. Al filo de la media hora, la más clara con un tiro frontal de Messi que hizo lucirse a Ledesma.

Parecía un guión más o menos cómodo, hasta que en el minuto 30 se cometió penalti sobre Pedri. Una pena máxima que volvía a poner al Cádiz por detrás en el marcador con el gol de Messi. Pero pese al palo, Rubén Sobrino tuvo a puerta vacía el empate, pero el centro de Salvi prolongado por Negredo, le llegó demasiado forzado y su remate fue sin claridad fuera.

Los últimos minutos de la primera parte fueron de indecisión, pero los fueras de juego claros aparecieron para anular los goles de Griezmann y Pedri.

Arrancaba la segunda parte con una falta lateral de Salvi cuyo rechace acabó en un tiro de Fali fuera. Cervera lo vio claro e hizo reaparecer a José Mari y Álex junto a Lozano. El roteño regresaba dos meses despues a un partido, y tres meses después a LaLiga Santander. El equipo lo agradeció en la salida de balón. Ledesma tuvo que aparecer ante Messi y Dembelé, pero sin pasar excesivos apuros. Los disparos locales iban alejándose en distancia y reduciendo su precisión. El argentino tuvo un tiro frontal que rozó el larguero en el minuto 78.

El Cádiz luchaba sin parar. Jonsson sustituía a Perea, también entraba Alejo por Salvi que se marchó con problemas en el gemelo. El Cádiz llegaba vivo al tramo final y en un acción sin lugar a dudas, Lenglet cometió claro penalti sobre Rubén Sobrino. No hizo falta VAR. Álex desde los once metros ponía unas merecidas tablas. El Cádiz, al que nunca se le puede dar por muerto cuando tiene su esencia, sumaba en el Campo Nou y rompía la racha. El Cádiz más Cádiz ha vuelto.