NOTICIAS

Reseña histórica: Kinochita, un exótico japonés

En una época donde el mercado japonés era casi desconocido para el fútbol europeo, el Cádiz CF trajo a prueba en el verano de 1981 al delantero japonés

15/09/2017

La llegada de Kinoshita levantó una gran expectación no sólo a nivel local. Fueron muchos los medios nacionales e incluso internacionales que se dieron una vuelta por Cádiz para conocer de cerca al jugador recién llegado del país del sol naciente.

Con este revuelo a su alrededor, el joven japonés se sintió abrumado pesándole mucho la responsabilidad. Para Milosevic, entrenador del Cádiz CF, el jugador tenía un excelente juego aéreo pero carecía de conceptos técnicos. Para comprobar su capacidad sería necesario verlo en algún partido amistoso.

Así fue, el 25 de julio de 1981 en el Campo del Palmar de Sanlúcar de Barrameda se enfrentaron At. Sanluqueño y Cádiz CF (1-1). El partido despertó mucha expectación entre los aficionados. El Cádiz CF alineó a un equipo donde faltaban algunos titulares: Jesús; Juan José (Luque), Mané II, Linares, Rosado (India); Manolito, Escobar, López, Amarillo; Chano (Álvarez) y Kinoshita. El gol cadista fue obra del reseñado Kinoshita en certero remate de cabeza.    

El futuro de jugador en la plantilla era una incógnita. Por un lado, no se estaba adaptando a la comida española y el idioma era otra rémora en su relación con los compañeros. Entre las alternativas, se habló de una posible cesión al Córdoba CF para conocer realmente sus condiciones..

Por otro lado, la llegada de Pivarnik y Gallis procedentes de la extinta Checoslovaquia hizo más difícil la permanencia del japonés en la plantilla al estar limitadas las plazas de extranjeros.

La decisión había que tomarla en breve. El documento firmado en Tokyo para este periodo de prueba llevaba fecha de 7 de julio y el plazo del mismo expiraba el 2 de agosto.

Finalmente, el propio jugador tomó la decisión de regresar a su país. El día previo a su marcha no se presentó a entrenar por la tarde, lo cual sorprendió tanto a Milosevic como a Luís Escarti, su ayudante. Sus razones fueron que debía de realizar un inminente viaje por América, tenía problemas familiares y el deseo de reunirse con su novia Atsuko.

Sin embargo, para Kinoshita esto no era una despedida. Pensaba volver a Cádiz en septiembre u octubre para definir su futuro en el club. Pero el tiempo fue pasando y nunca más se supo  de la posible vuelta del japonés.            

 

APUNTES HISTÓRICOS_ por Juan A. Lebrero, Área de Historia Cádiz CF