NOTICIAS

Reseña histórica: Derrota para la evolución

El Área de Historia nos recuerda un marcador producido a inicios de los años 30

30/04/2021

Una dura derrota en partido amistoso frente al Xerez FC en el `Campo de Deportes Mirandilla´ producirá una inmediata reacción en el seno de la entidad, decidiéndose llevar a cabo la profesionalización del equipo, compuesto hasta entonces por jugadores amateurs. 

La llegada de los años 30 supone una ráfaga de aire fresco para el fútbol gaditano. Tras la desaparición del Español FC, como Ave Fénix resurge un club, el Mirandilla FootBall Club, de la Escuela de San Miguel Arcángel de La Salle, el cual comienza a despuntar convirtiéndose en el gran animador de la época, asumiendo desde entonces la supremacía futbolística de la ciudad.

En 1931 el Mirandilla FC resuelve en parte el problema de un recinto cerrado donde se practique el fútbol y valla con alambradas y chumberas su terreno de juego del `Campo del Velódromo´ de San Severiano. La afición que antes frecuentaba los campos de `Las Balas´ y de `Ana de Viya´ varia su destino futbolístico, haciendo del `Velódromo´ su nuevo punto de encuentro.

Pero la politización del fútbol, la poca presencia de agentes del orden público, la predisposición de los aficionados de aquel tiempo a invadir el campo de juego, son las múltiples razones por las que se crea la necesidad de buscar un recinto que reúna las condiciones apropiadas para la práctica del fútbol. El Mirandilla FC constituye una comisión que trabaja para alcanzar dicho fin, negociando con el municipio la construcción de un nuevo campo para la práctica del deporte. 

El 27 de agosto de 1933 se inaugura el nuevo `Campo de Deportes Mirandilla´, situado en la avenida de entrada a la ciudad, cerca de la Plaza de Toros. En el encuentro inaugural el Mirandilla FC se enfrenta al Real Betis Balompié, con triunfo sevillano por 5 tantos a 3.

El Mirandilla FC, con un equipo de marcado carácter amateur, limita prácticamente su actividad a partidos y torneos de carácter amistoso. Los campeonatos regionales y nacionales se ven un poco lejos. 

El 4 de febrero de 1934, en partido amistoso, el Xerez FC vence al Mirandilla FC en su propio terreno de juego por un escandaloso 0 a 8. Este resultado produce una inmediata reacción en el seno de la entidad. Una semana después, el 11 de febrero, se convoca una asamblea general extraordinaria para tratar el futuro inmediato del club. Ante la falta de número se debe demorar para el miércoles 14, y verdaderamente aquella reunión significará un punto de inflexión importantísimo en la historia de la entidad. Tal es la importancia de la misma que dura más de ¡cuatro horas!. Asiste más de un centenar de socios y se elige por sufragio la nueva junta directiva, la cual es presidida por Tomás Alonso Arce. 

Se decide dar un giro radical al equipo y dar la baja a casi toda la plantilla, compuesta por jugadores amateur, para reemplazarla por jugadores profesionales. Aquella dura derrota mostraba bien a las claras que de nada servía disponer de un campo nuevo, taquillas y demás, si luego venía cualquiera y te endosaba una dura y humillante derrota. 

Al domingo siguiente 18 de febrero, se celebra una nueva asamblea, en la cual se resuelve ampliar el cupo de socios y subir las cuotas de los mismos para obtener mayores ingresos con los que afrontar la profesionalización del equipo, decidiéndose contratar los servicios de Juan Armet de Castellví `Kinké´, de ilustre pasado sevillista, como preparador del club. 

Juan Sevilla.