CCF / Club / Identidad

Identidad

Actualmente el escudo de un club de fútbol es una de sus principales señas de identidad, así como sus colores, e incluso el himno. Nos resultaría extraño pensar en un equipo sin su escudo en la camiseta, aunque se trate de categorías inferiores. Sin embargo, esto no ha sido siempre así. Hasta avanzados los años ochenta, el Cádiz CF no comienza a utilizar camisetas con el escudo de forma generalizada para todos los partidos.

Primeras equipaciones con escudo en Cádiz

En los albores del fútbol gaditano, los equipos eran amateurs, reduciéndose a un grupo de amigos que se reunían para practicar el nuevo sport retando a los equipos vecinos. Entonces el escudo era totalmente irrelevante y prácticamente impensable llevarlo en la camiseta. Años después, ya durante la segunda década del siglo XX, hay algunos equipos que comienzan a llevar en su camiseta el escudo del club. Son los casos del Club Deportivo, el Universitary de la Facultad de Medicina, el Español FC o el Tiro Nacional. Su uso es considerado como un indicativo de elegancia y relevancia deportiva, siendo usados para algún acto solemne, por lo que algunos eran incluso bordados en oro.

El primer escudo del Cádiz Foot-Ball Club y de la SCD Mirandilla

Hasta marzo de 1920 no hay una referencia al escudo del Cádiz Foot-Ball Club, que viste de blanco con medias verdes. No hay fotografías, pero este primer escudo tenía la forma triangular de la bandera portuaria de la ciudad, con las iniciales del club en el centro.

Respecto a la SCD Mirandilla, el equipo utilizaba toda la simbología propia de las escuelas lasalianas, empezando por los colores amarillo y azul y su escudo. El escudo mirandillista tiene forma de triángulo isosceles invertido, mitad amarillo y mitad azul, y con un rombo en su parte superior donde aparece la figura de Hércules con dos leones.

En 1934 se inaugura el Stadium del Campo de Deportes Mirandilla y se constituye un equipo profesional, el primero de la ciudad, que va a participar en el Campeonato Regional de Segunda Categoría. En la presentación de este equipo, los aficionados quedan sorprendidos de la indumentaria de los jugadores mirandillistas, con camisetas con un gran escudo bordado en el pecho. El escudo lleva sólo la figura de Hércules con los leones, y fueron donadas por la “madrina” del club, Luisa Gómez de Aramburu.

La SCD Mirandilla pasa a llamarse Cádiz FC

En 1936, siendo ya la SCD Mirandilla el primer equipo de la ciudad, pasa a llamarse Cádiz FC. Días después se produce el levantamiento militar que provoca la Guerra Civil, suspendiéndose todas las competiciones deportivas, por lo que el equipo sólo juega partidos amistosos al servicio de los intereses militares. El primer partido tras el cambio de nombre se juega el 27 de septiembre de 1936 en Mirandilla frente al CD Arsenal de San Fernando. La tribuna se engalana especialmente, ondeando las banderas de España, Alemania e Italia para albergar la presencia de las principales autoridades militares. Los jugadores cadistas lucen nuevas camisetas, en las que destaca un espectacular escudo. Se trata de un cuadro donde vuelve a aparecer la figura del Hércules y los dos leones y debajo las iniciales del club: “C.F.C.”. Posteriormente se confecciona un sello con el escudo, pero sin el cuadro, y añadiendo dos columnas detrás, el cual se utiliza en todos los documentos oficiales del club.

Primeras referencias del escudo actual

En 1947 ocurre un hecho muy relevante en cuanto a la evolución del escudo. La empresa textil “Calasanz” de Barcelona, cuyo propietario visita frecuentemente Cádiz y es un gran aficionado al fútbol, regala al club un juego de once escudos bordados a mano, tasados en quince mil pesetas. Los escudos son cosidos en las camisetas y los jugadores los lucen con orgullo. Este escudo es la primera referencia del actual. Se mantiene la figura de Hércules y los dos leones, pero en lugar de insertarlo en el cuadrado, se recupera el triángulo isosceles invertido de la SCD Mirandilla.

La corona ducal

La aparición de la corona sobre el escudo es prácticamente inmediata. Cabe destacar que dicha corona no es una corona monárquica (en cuyo caso el nombre del equipo llevaría la palabra “Real”), sino que es una corona ducal. Ello responde a que la ciudad de Cádiz fue reconocida como “Ducal” por los Reyes Católicos en 1484, pero su utilización en el escudo no responde a ninguna concesión oficial (como ocurre con los equipos que se llaman “Real”), entre otras razones porque en aquellos momentos no existía ni monarquía, ni duque de Cádiz que pudiera concederla.

Camisetas sin escudo

Durante la década de los 50 se mantiene el escudo, pero no suele ponerse en el juego de camisetas, de las cuales apenas había una por jugador. Durante la primera mitad de los años 60 resulta bastante frecuente que el equipo luzca el escudo en sus camisetas, incluso se tiene una chaqueta con el escudo; pero a finales de esta década y durante buena parte de los 70, el Cádiz CF suele jugar sin el escudo en las camisetas. En la temporada del primer ascenso a primera (1976/77) el equipo recupera el escudo en las camisetas como símbolo de identidad, lo que podría verse como una señal de buenos augurios. Sin embargo, en el estreno del Cádiz CF en la División de Honor el escudo vuelve a desaparecer. En los años siguientes se dispone de varios juegos de camisetas, cosiéndose el escudo en uno de ellos, lo que hace que algunos partidos se jueguen con camisetas con escudo y otros sin él. Curiosamente, en aquel mítico partido del ascenso en Elche en 1981, el equipo juega con una camiseta sin escudo.

Registro oficial del nombre comercial de Cádiz CF y su escudo

Las tendencias comerciales de los nombres y símbolos de los equipos de fútbol obliga a que en febrero de 1982 el club registre el nombre comercial “Cádiz CF” y el escudo. Desde entonces el equipo llevará siempre el escudo en sus camisetas. Este registro debe renovarse periódicamente para no perder los derechos, cosa que estuvo a punto de ocurrir en 1996. Con el club convertido en Sociedad Anónima Deportiva y el paquete accionarial en poder del llamado “Grupo de Cádiz”, se informa que han caducado los registros comerciales por falta de pago.

Las gestiones del asesor jurídico Martín José García resultan decisivas para inscribir el nombre del club y su escudo en la Oficina Española de Patentes y Marcas, evitando que cualquier persona o sociedad hubiese podido registrarlos y usarlos. Unos días después, el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial publica el escudo del Cádiz CF y su nombre comercial, lo que autoriza a su uso y disfrute en todo lo referente a la práctica activa.

Por Manuel Granado